Tratamiento melasma

El melasma es una alteración muy frecuente de la pigmentación cutánea, que aparece casi exclusivamente en mujeres, pues tiene una desencadenante hormonal mediado por estrógenos. Afecta en la cara a la frente, mejillas, labio superior y el mentón. Se exacerba con la exposición solar y tiende a disminuir tras la menopausia.

Existe un melasma epidérmico, de coloración marrón clara, otro dérmico en casos muy cronificados que tiende a ser más gris y uno mixto con pigmento excesivo en las capas superficiales y profundas de la piel. Esta diferenciación condiciona mucho la eficacia y tipos de tratamiento a realizar.

En nuestra clínica ofrecemos junto a los tratamientos convencionales tópicos depigmentantes, bien aplicados por el paciente en su domicilio o por nosotros en la consulta, la posibilidad de usar fuentes de luz optimizada e incluso láser fraccionado no ablativo adaptado a esta patología. De esta manera los resultados son más prometedores, con un buen margen de seguridad.

Destacar que contamos en nuestro láser fraccionado no ablativo con una lente especialmente diseñada para tratar los melasmas más resistentes a terapias previas, contando con la autorización para este uso de los organismos regulatorios internacionales.

Antes

Después

* Imágenes demostrativas cortesía de Cynosure