Tratamiento integral del acné

El acné es una enfermedad inflamatoria de las glándulas sebáceas, producida por complejos fenómenos de obstrucción, infección e hipersecreción de la glándula, que puede desembocar en la formación de cicatrices.

Los dermatólogos somos los especialistas médicos capacitados para tratar la enfermedad, sea cual sea su intensidad y duración. Para ello disponemos de productos tópicos y de fármacos por vía oral muy activos para el control e incluso curación del proceso .

En nuestra unidad de dermatología contamos también con luz pulsada optimizada, capaz de cortar los procesos inflamatorios y de láser fraccionado no ablativo para tratar la enfermedad activa y sus secuelas cicatriciales .

¿Como actúa el Laser en el acné?

Existen dos mecanismos por los cuales los láseres y sistemas de luz pulsada optimizada mejoran el acné:

  1. Disminución de la infección por Propionibacterium acnes (P. acnes), la bacteria que provoca el acné.

  2. Destrucción o reducción de la actividad de las glándulas sebáceas.

DISMINUCIÓN DE LA INFECCIÓN POR P. ACNES

El primer mecanismo es la disminución de la sobreinfección por P. sistemas de luz pulsada optimizada Max g y R actúan con eficacia frente a esta bacteria, y logran gran eficacia antiinflamatoria y una exfoliación superficial epidérmica que evita la obstrucción del complejo pilosebàceo.

El P. acnes produce porfirinas, unas sustancias fotosensibles. La exposición a determinadas longitudes de onda induce cambios en las porfirinas con la producción de productos tóxicos que llevan a la destrucción de la bacteria. Por tanto, con estos tratamientos disminuye la infección y mejoran las lesiones inflamatorias.

Teniendo en cuenta que los pacientes de acné tienen una mayor tendencia a la infección por la bacteria, el tratamiento con láser o luz pulsada optimizada de forma regular puede ayudar a los pacientes con acné a controlar los brotes nuevos y a evitar recaídas.

DESTRUCCIÓN O REDUCCIÓN DE LA ACTIVIDAD DE LAS GLÁNDULAS SEBÁCEAS

Existe un segundo mecanismo por el que determinados láseres mejoran el acné. Estos láseres tienen un efecto térmico y esto puede producir la destrucción o por lo menos la disminución de la producción de las glándulas sebáceas. Por lo tanto, el objetivo de estos tratamientos es disminuir la secreción sebácea.

Nosotros contamos con un láser fraccionado no ablativo 1540 de gran eficacia y seguridad, que se realiza de manera ambulante, sin necesidad de sedación y con mínimo dolor por el sistema de anestesia por frío que lleva incorporado.

Este láser produce remisiones del acné bastante prolongadas en el tiempo, por lo tanto es una alternativa muy eficaz para muchos pacientes

El acné es una patología multifactorial y como tal se puede beneficiar de diferentes tratamientos. En muchos casos, la combinación de varios de ellos es lo que ofrece mejores resultados , lo que supone erradicar varias de las causas de acné, con lo cual las posibilidades de mejoría son mayores.

Los láseres nos ofrecen la ventaja de tratar dos de las causas del acné. Su combinación con otros tratamientos tópicos es posible y recomendable en muchos pacientes. Y permiten tratar las lesiones activas en pacientes reacios o con contraindicaciones para el uso de los fármacos derivados de la vitamina A( dercutane) , así como las secuelas cicatriciales.

Y cuando el acné activo remite , los sistemas de láser fraccionado no ablativo han demostrado una gran eficacia en mejorar notablemente las secuelas cicatriciales, y en prevenir las recaídas al dañar selectivamente las glándulas sebáceas de las zonas tratadas.

Acné

Antes

Después



Antes

Después

* Imágenes demostrativas cortesía de Cynosure