¿Por qué usar tratamientos láser?

El láser dermatológico permite ser muy selectivo y preciso en la eliminación de las lesiones cutáneas Los Sistemas fraccionados (Laser fraccionado 1540) no ablativos, es decir, sin pérdida de la epidermis, permiten remodelar la piel en varias sesiones, con total seguridad, sin necesidad de anestesia, y con mínimo tiempo de recuperación, obteniendo unos resultados insuperables en la corrección de cicatrices, arrugas, manchas solares y otras imperfecciones, llegando a un Rejuvenecimiento facial integral.

Tratamiento láser para las estrías

Las estrías son cicatrices dérmicas, producidas por una distensión excesiva de la piel, como puede ocurrir en el embarazo, por obesidad o por un desarrollo muy rápido en la pubertad. Al romperse las fibras elásticas y colágenas la piel aparece al principio roja y deprimida, con gran componente vascular (estrías rojas), evolucionando con el tiempo a unas Líneas de cicatriz más blanquecinas y atróficas (estrías blancas).

Los sistemas de láser vascular pueden revertir las iniciales estrías rojas, con muy pocas sesiones de tratamiento, y necesitáremos recurrir al láser fraccionado no ablativo 1540 para las lesiones más evolucionadas. El láser 1540 de cynosure es el único reconocido por la FDA estadounidense como una solución eficaz para tratar las estrías evolucionadas.

Es apto para todo tipo de piel, sea cual sea su color, y no tiene el riesgo de quemaduras y formación de ampollas de otros tipos de láseres. La molestia durante el tratamiento es mínima, no requiere anestesia, y permite la incorporación inmediata a la vida cotidiana. En las estrías rojas es muy importante el tratamiento precoz, pues se aumenta la eficacia de los tratamientos, y se disminuye mucho el número de sesiones necesarias.

La combinación de láser fraccionado 1540 y de una fuente optimizada de luz vascular es muy útil y nos permite acortar mucho las sesiones a realizar. Y recuerde que la valoración de esta patología se realiza siempre por nuestros dermatólogos, que son quien prescriben el tratamiento que consideran necesario, siendo ellos también quienes lo realizan.

Tratamiento láser para las arrugas

Las precoces arrugas finas de la cara están provocadas por el daño solar sobre las fibras elásticas más superficiales, y se asocian a manchas solares y dilatación de pequeños capilares por alterarse su soporte de tejido conectivo.

Los sistemas de láser fraccionado no ablativo son capaces de revertir este proceso, induciendo la síntesis de fibras elásticas y colágenas nuevas, mejorando mucho el aspecto global de la piel de la cara. Y esto lo logran en pocas sesiones, sin necesidad de anestesia, y con una incorporación casi inmediata a las actividades cotidianas.

La combinación de este tratamiento con La Luz pulsada optimizada Max G, permite en la misma sesión, la corrección de las manchas solares y los capilares dilatados que acompañan a las arrugas superficiales en la piel fotoenvejecida del rostro.

Tratamiento láser para las manchas

Cuando abordamos el tratamiento de las manchas solares y otras imperfecciones de la piel, es fundamental diagnosticar correctamente el tipo de lesión. Nuestro equipo de dermatólogos con gran experiencia clínica y apoyándose en técnicas como la dermatoscopia de luz polarizada, llegan a un correcto diagnóstico, indispensable para un buen tratamiento, detectando precozmente lesiones precancerígenas y ofreciendo métodos eficaces y muy poco agresivos para el tratamiento de esta importante patología cutánea.

Nuestro sistema de luz pulsada optimizada Max G permite un tratamiento eficaz y muy homogéneo de las manchas solares, con mínimas molestias y sin tiempo de recuperación. Al ser también activo para eliminar pequeños vasos dilatados, logra una mejoría global de las lesiones de fotoenvejecimiento en muy pocas sesiones y con gran seguridad.